Naturaleza mágica y misteriosa

 EL AJO

 

 

 El AJO (Allium Sativumes) una planta bulbosa de la familia de las Lilas. El bulbo de esta planta de olor muy intenso, esta compuesto de pequeñas secciones a las que se denomina dientes. En múltiples escritos de la antigüedad de diferentes culturas ya se habla de las propiedades terapéuticas y saludables del ajo. Asiáticos, egipcios, griegos o romanos ya sabían de los poderes del ajo, indispensable en la dieta mediterránea, tan reconocida internacionalmente por sus beneficios a la salud.

 

 Entre sus principales propiedades, podríamos destacar:

 

- Incrementa las defensas del organismo, aumentando

la respuesta a virus y bacterias

- Es anticoagulante vasodilatador y depurador

- Es antiinflamatorio
- En uso tópico es un magnífico antiséptico (por ello en la cocina cuando la carne empieza a oler se frota con ajo por sus propiedades bactericidas)
- Protege al mismo tiempo el corazón y las arterias, dándoles mayor flexibilidad y manteniéndolas libres de depósitos de colesterol, por ello es magnífico contra la hipertensión
- Ayuda a incrementar el nivel de insulina, reduciendo así los niveles de azúcar en la sangre
- Ayuda a incrementar el nivel de serotonina en el cerebro, por lo que combate el estrés y la depresión

 

 Si el problema que tienes para comer el ajo es el posterior mal olor, mastica unas hojas de perejil o de menta y verás cómo desaparece el olor y te refresca.

 

 El ajo está regido por Marte y el Fuego, y se ha empleado desde hace tiempo como un amuleto de protección contra espíritus malignos, vampiros, ladrones, enemigos, enfermedades... El olor difícil de aguantar del ajo, y sus propiedades para el sistema circulatorio y bactericidas son las que llevan a esta mitología de ahuyentador de espíritus.
 El ajo es sagrado para la diosa Hécate, por lo que cada año durante la medianoche del 13 de Agosto (fecha de la fiesta pagana a Hécate), muchas brujas se reúnen en los cruces de caminos para la celebración de sus ritos, y como
ofrenda de sacrificio a Hécate, le regalan ristras de ajos.

 Antiguamente era costumbre entre los marinos tener ajo a bordo del barco para prevenir desastres en el mar. Portar clavos de especia y ajo en una bolsa evita a las influencias desafortunadas para que no nos traigan la mala suerte. Una vieja costumbre de Irlanda para atraer la buena suerte es plantar dientes de ajo salvaje en paja cerca de la puerta principal. Los escoceses, durante el sabático de Samhain (cuando innumerables fantasmas y espectros vagan en las sombras de la oscuridad), el ajo se cuelga en todas las
casas sobre puertas y ventanas para evitar que entren los espíritus malignos.

Ajo
Búsqueda personalizada
Espacio Tarot | Tarot y Horoscopos Gratuitos
Espacio Tarot Menu
Cuadro de texto: SECCIONES
Cuadro de texto: SERVICIOS A PROFESIONALES