Misticismo, religiones, ritos y sectas

 TESTIGOS DE JEHOVÁ

 

 Los Testigos de Jehová son algo más que unos señores trajeados y con maletín (que se nota a la legua que no utilizan ni utilizarán nunca para trabajar) de sonrisa bobalicona, unos niños con corbata y cara de pánfilo y unas señoras con falda del Sepu por debajo de las rodillas y peinados como de años 60… Los Testigos de Jehová son unos creyentes pseudo-evangélicos intransigentes que creen tener las respuestas de Dios sólo por ser testigos y que serán los únicos que sobrevivirán al Armagedón, casi nada.

 A lo largo de los años he debatido largo y tendido con religiosos de todo tipo, considerándome una persona tolerante, respetuosa con los ideales de los demás y racional. Con los únicos con los que no he podido nunca debatir nada coherentemente ha sido con los testigos, pues de entre todos los irracionales, éstos no sólo no paran de hablar sin saber o sin elucubrar más que paradojas, sino que no escuchan más que lo que les interesa. Y nunca pude soportar a los necios que se creen con la posesión de la verdad universal sin necesidad de argumentarlo.

 Dentro de mi círculo más íntimo cuento con dos ex-testigos que me han ayudado a esgrimir las tesis de este artículo.

 

 De la historia de los Testigos de Jehová se ha escrito mucho, sobre todo sobre los errores de sus profecías (que curiosamente siguen defendiendo), y no quiero hacer demasiado extensa esta sección, por lo que resumiré muy por encima.

 Charles T. Russell, un individuo sin ningún tipo de entrenamiento religioso (mucho menos de lenguas que deben conocer los estudiosos de la Biblia, filosofía y teología), con las ideas populacheras de la época siembra el germen de las teorías de los Testigos de Jehová, una mezcla poco razonada y en ocasiones incoherente de diferentes doctrinas apocalípticas y evangélicas. Posteriormente, se tuvo que mutilar y transformar la Biblia para adaptarla a las ideas y a las fáciles refutaciones a las que se podía someter.

 Se predijo la llegada de Cristo a la tierra en varias ocasiones que aún no han llegado, extrapolando para ello datos de la Biblia “interpretados” de formas muy curiosas. Escudan sus errores en que Dios va dando claridad poco a poco a los Testigos y por ello cada vez están más cerca de la verdad…  ¡Excusas paparrucheras! En sus últimos años de vida se vio envuelto en varios juicios donde se descubrió parte del pastel de sus mentiras.

 Le sucede Rutherford, que intenta borrar de la memoria de los Testigos a Russell. Posteriormente Knorr y Franz dirigieron la sociedad, en manos de Henschel desde 1992.

 La base doctrinal principal de los Testigos de Jehová es esta:

 

 - Jehová es el nombre de Dios

 - No existe un solo Dios en tres personas

 - Jesucristo no es Dios

 - Jesucristo no resucitó con el cuerpo

 - El Espíritu Santo no es Dios

 - María no es madre de Dios

 - La Congregación de los Testigos de Jehová es la verdadera Iglesia de Cristo

 - María no permaneció Virgen, sino que tuvo más hijos

 - No se debe bautizar a los niños

 - Está prohibido tener imágenes

 - No se debe celebrar la Navidad, ni ninguna otra fiesta

 - El alma muere con el cuerpo

 - No existe el infierno

 - Existen distintos tipos de resurrección, pero son exclusivos para los testigos, y de entre ellos, 144.000 irán al cielo

 - Prohibición de transfusiones de sangre

 - No existen los sacramentos

 - El Armagedón (fin del mundo) está por llegar (desde 1874 hasta 1975 se ha vaticinado su llegada un montón de veces, y ahora sólo son capaces de afirmar que está por llegar porque ya no cuentan con más argumentos inverosímiles)

 

 Los designios de los Testigos de Jehová están regidos por la Sociedad Watchtower, una auténtica maquinaria de generar dinero mediante el negocio editorial y audiovisual sobretodo. Pero, ¿de dónde salen los ingresos editoriales, si los testigos ofrecen gratuitamente el material en los procesos de captación? Muy sencillo. El testigo de Jehová ofrece donaciones por las revistas, libros, cd´s y demás heces surgidas de la Watchtower (preparados incluso con técnicas subliminales), que recoge para su propio estudio y para sus predicaciones. Estas donaciones son voluntarias, pero por supuesto que se utilizan técnicas psicológicas para que las donaciones tengan una cuantía muy superior a la real, y como hablamos de donaciones, la Hacienda pública no puede entrar a contabilizar los millones de euros que no se declaran.

 Los testigos se convierten en una mano de obra gratuita para la causa de la Watchtower y para su actividad comercial, predicando gratis, captando adeptos gratis, sufragando los gastos de la organización y comprando además los productos que esta multinacional fabrica. El negocio redondo. Los fieles no lo ven así, y como cualquier sectario sienten orgullo cuando visitan la enorme “ciudad auto-suficiente” que la Watchtower posee en el municipio madrileño de Ajalvir, sin darse cuenta que ha salido de sus bolsillos. Mirad lo que dicen algunos vecinos sobre ellos en un blog que hemos encontrado mientras preparábamos este reportaje.

 En numerosos países se les considera una secta destructiva por las técnicas mentales que utilizan en su captación y por los colectivos a los que normalmente se dirigen para aumentar su rebaño. Y eso que las estadísticas no son nada halagüeñas, ya que sólo se “jehoviza” a un imbécil de cada 740 personas a las que se visita. Hay que picar muchas puertas cual vendedor de enciclopedias para contentar a papá Jehová y a ancianos y siervos ministeriales (rangos importantes en el escalafón social de los testigos).

 

 El aspecto de “lavado de cerebro motivacional” de los testigos es bueno de veras, teniendo en cuenta que el “potencial” se encuentra entre personas con niveles culturales bajos.

 

·  Uso del miedo (llegará el Armagedón y SÓLO se salvarán los Testigos de Jehová)

·  Amor, comprensión y apoyo hacia los desfavorecidos, personas solas, desesperadas, marginadas. En los últimos años se acercan a los colectivos emigrantes ilegales con incluso promesas de legalizarles la situación

·  Satisfacción de poder y necesidad de pertenecer a un grupo significativo. La auto-excusa de los simples es pensar que tienen el control y se vuelven más poderosos en la obediencia a otros

·  Obediencia ciega a las reglas. Cuanto más radical es esa obediencia, más creen aumentar su status

·  Imagen. La imagen es muy importante para estos fanáticos. Intentan aparentar un status social, primero para sentirse mejor ellos mismos (recordemos que el perfil tipo es de  personas de clase media-baja con perfil cultural equivalente) y segundo como atracción para futuros fieles. Por eso siempre van bien arreglados, peinados, con el pelo corto

·  Reuniones y charlas constantes sobre el tema. Los Testigos de Jehová pasan el día entero leyendo, escuchando, hablando y preparando, sin tiempo libre en el que poder pensar en nada que no sea Jehová. También es en la eterna repetición de ideas donde consiguen sus conocimientos sobre la Biblia, que no es más que retahílas aprendidas de memoria y que la mayoría no son ni capaces de razonar

·  Egocentrismo por el conocimiento supremo. No poseen más que frases aprendidas de memoria como loritos y NUNCA razonadas, pero que les hace aumentar su auto-estima al creerse en posesión de la verdad. Viven constantemente leyendo, comentando y estudiando el mismo libro toda su vida, como para no sabérselo.

·  Alejamiento de los “mundanos”. Su vida se basa en su círculo, y sólo se acercan al exterior en los procesos de “captación” o por negocios (la Watchtower es consciente de que no puede prohibir relaciones comerciales, ya que perjudicaría beneficios de sus fieles y, por tanto, parte de sus donaciones). El caso es mucho más angustioso ante miembros expulsados y pero aún con desasociados. Quien se ha desasociado es porque ha llegado a alguna conclusión negativa y contraria, por lo que se prohíbe expresamente este tipo de relaciones, y lo más dramático, separando a familias enteras por esta situación

 

 Básicamente, para el que no puede sentirse especial por lo que es o por lo que tiene, le queda la posibilidad de ser Testigo de Jehová y creer que sólo él y los suyos resucitarán. Eso aumenta el ego, crea adicción al grupo y necesidad de demostrar al grupo la fidelidad y devoción.

 

 Los Testigos tienen cinco reuniones semanales (5 horas semanales), preparaciones a reuniones y lectura de textos diarios (otras cinco horas semanales), tienen que realizar unas 20 horas de predicación mínimas al mes… Y claro, las asambleas que hay puntualmente, sobretodo coincidiendo con fechas señaladas (inicio de vacaciones, por ejemplo), para que los adeptos no puedan tener la oportunidad de unirse a actividades de los “mundanos”.

 

 Ya sabéis algo más sobre ellos. Mi consejo particular es que, cuando alguien os venga con la sonrisita en la boca y hablando del fin del mundo, tendiéndote la mano y una revista estéticamente horrible que se llame “Atalaya” o “Despertad”, intentad llevarles la contraria con argumentos lógicos sobre el Evangelio, veréis que no tienen mucho adónde llegar, o bien tiradle la revista a la cara, a ver si es cierto aquello de la Biblia de “poner la otra mejilla”...

[arriba]
Búsqueda personalizada
Espacio Tarot | Tarot y Horoscopos Gratuitos
Espacio Tarot Menu
Cuadro de texto: SECCIONES
Cuadro de texto: SERVICIOS A PROFESIONALES